Bordalás y el Sudor

BORDALÁS Y LA LETRA QUE LE HIZO SUDAR

El entrenador del Getafe, José Bordalás, y cómo una letra varió el sentido de un titular

Hoy toca hablar de Bordalás y cómo una letra puede cambiar el sentido completo de un titular.

El titular en cuestión aparece publicado, en el dominical de El Mundo del 29 de marzo de 2020. Son circunstancias particulares, dado que nos encontramos en mitad de la pandemia.

La sociedad en su conjunto no valora como debe el papel que están jugando los medios de comunicación (con sus profesionales encuadrados entre los colectivos laborales esenciales, junto a sanitarios, personal de las entidades financieras -de estos no se acuerda nadie-, farmacéuticos o personal de tiendas de alimentación). Y lo cierto es que demasiado bien están saliendo de las rotativas los periódicos y demasiado bien lucen los digitales, teniendo en cuenta que también se han visto azotados por la pandemia del coronavirus.

EL ANÁLISIS

Bien, toda esa introducción tiene un sentido: justificar la errata. Las redacciones están esqueléticas ya de por sí, y con esta circunstancia los periodistas están sufriendo en sus carnes jornadas interminables y el error es más factible que nunca. Debemos ser comprensivos.

Frente a esa jauría humana que sigue buscando píos expiatorios en la prensa, creo que los medios de comunicación están haciendo una labor social esencial en estas semanas. Lo dice un periodista que durante casi 15 años trabajó en un periódico y sabe lo que es eso.

Por eso, que este titular surja hoy, no es extraño. De hecho, un servidor que rastrea todos los días varios periódicos, se sorprendía de que no hubiera más fallos.

El problema es que este en cuestión, por la colocación de una vocal en lugar de otra, sí varía bastante el sentido del titular y de hecho nos hace esbozar una sonrisa contenida.

LA NOTICIA

La noticia en cuestión alude a la decisión que tomó el Getafe C.F. al negarse a ir a jugar a Milán para medirse contra el Inter cuando en Italia los efectos del coronavirus ya se hacían sentir.

De manera que, en lugar de tener un titular, en boca del entrenador José Bordalás, que sería «Ir a Milán a jugar habría sido una temeridad»… acaba siendo otra cosa y únicamente porque aparece impreso un «sudo».

No es el caso de Bordalás -un tipo que no deja indiferente a casi nadie, pero que sale como un pincel al campo-, aunque sí hay alguno que otro técnico que todavía es recordado por ese problemilla, el del sudor.

La cuestión, y de ahí este post, es ver lo que puede cambia el cuento por una sola letra.

¿A que a alguno os ha pasado al escribir el típico correo de trabajo o formal en el que en lugar de poner «un saludo», se os ha colado «un salido»?.. Pues eso.

PD. De nuevo reitero algo que es habitual en este blog: los errores y erratas no tratan de ridiculizar a nadie ni a ningún medio… Menos en las circunstancias en que estamos.

Puedes leer más erratas de este tipo en Errores en Prensa.

José María Sánchez del Monte
chemasanchez78@gmail.com
No Comments

Escribe tu comentario