El gato de Dani Rovira

El gato de Dani Rovira tiene nombre de actriz

El error del pie de foto que sitúa al minino como una de las grandes intérpretes españolas de las dos últimas décadas

Hoy hablaremos del gato de Dani Rovira… Lo vas a entender.

Cuando uno lee la programación televisiva de un periódico, quiere decir dos cosas: o que está buscando algo que realmente le interesa -en el mundo omnicanal en el que vivimos, ya es raro estar pendiente de a qué hora se emite algo-, o que ha empezado la lectura por el final y aún tiene ganas de leer bastante y analiza detalladamente la parrilla. O, tercera opción, prefiere enterarse de qué se emite en cada sitio, en lugar de adentrarse en el pantanoso terreno de la información política.

Vamos a ir apostando cada vez más por ese tercer punto posible.

Miamor perdido

El caso es que, hace unas semanas, me encontraba leyendo El Mundo, cuando en la citada sección de Televisión, me topaba con que en La 1 de Televisión Española emitían la película española Miamor Perdido.

Con un título que en realidad aludía a un gato que tenía ese singular nombre, uno podía comprender a las primeras de cambio que seguramente estaríamos ante una comedia romántica, protagonizada en este caso por el malagueño Dani Rovira, y por la catalana Michelle Jenner. Nada que suene raro hasta el momento, ¿verdad?

El error está en la foto

La cuestión rocambolesca surgía cuando uno depositaba su mirada en el pie de foto elegido para acompañar a la fotografía extractada del propio filme.

En ella se ve al también presentador de La Noche D, en Televisión Española también, y a un gato. Pues bien, al echar un vistazo al pie de foto, identificaban al gato como (Michelle) Jenner. El gato de Dani Rovira tiene nombre de actriz. ¡Qué original!

El minino, que tal como se nos dice en la descripción era un gato callejero, tanto se integró, tanto se empapó del personaje, que acabó asumiendo el rol de la protagonista. El cine español es así. Ya en serio, este tipo de errores son muy frecuentes, en particular en lo referido a que un descuido puede dejar una referencia del día anterior o que nos encontremos con que un texto coyuntural puesto no deba acompañar a la imagen en cuestión, pero el redacto olvide cambiarla y permanezca, para disgusto del encargado de la sección y regocijo de algunos como nosotros, que estamos a la caza del error. ¡Y mira que nosotros cometemos!

Esos correctores, ¿dónde se encuentran?

Lo hemos dicho por activa y por pasiva en este blog:. Lo vuelvo a hacer: las prisas son malas consejeras. Mal el redactor encargado de la sección, pero mucho peor esos revisores (especie en extinción) que… dejaron la puerta abierta, y se les escapó el gato. De haber estado al quite habría saltado de la silla al ver que el gato de Dani Rovira tiene nombre de actriz… O no.

Cosas que pasan..

Ver más errores en prensa.

José María Sánchez del Monte
chemasanchez78@gmail.com
No Comments

Escribe tu comentario