Tormenta

Al mal tiempo, buena cara

Riesgos de preocupaciones aisladas

Mal tiempo. Preocupación en el tiempo

El refrán dice que al mal tiempo, buena cara. Algo que se tomó muy a pecho el redactor al que le tocó completar este mapa en cuestión.

Ya se sabe que en las redacciones hay contenidos que no atraen especialmente -véanse los horóscopos, que en muchas ocasiones son fruto de la imaginación de aquel al que le va lo esotérico del grupo, o los publirreportajes-. Pero en los medios nos pasa eso de estar arreando continuamente a los bancos, que son los que en muchas ocasiones financian la «fiesta». ¡Y lo permiten!

Más climatología en los informativos

Lo que no me pueden negar es que todo lo referido al tiempo en los medios de comunicación se ha potenciado de manera importante, durante los últimos años.

Todos los minutos que se dedicaban en los noticiarios al deporte hace quince años, ahora van para la climatología. Así hemos cambiado.

Recuerdo cuando mi abuela, con su nuevo televisor en color, al finalizar de hablar durante diez minutos José Antonio Maldonado (o Paco Montesdeoca). Les daba las gracias, le despedía a través de aquellas 625 líneas, y seguía con sus rutinas…

De manera que, ahora, nos encontramos con que estos espacios especializados duran casi tanto como un telediario entero.

En los periódicos, la cosa no ha cambiado. Cerca de la cartelera, de la programación televisiva, las necrológicas… ahí, aparece un mapa de España con la previsión para el día en curso y alguno más.

Mal tiempo, un pronóstico certero

A ello hay que añadir un detallado pronóstico como el que vemos. Oye, al menos sólo había riesgo de «alguna preocupación aislada», que todos los días sean así, ¿verdad? Y si puede no haber ninguna, pues mejor.

Por este tipo de errores se ríen de uno, pero también uno se ríe con los demás. Es una de esas meteduras de pata que podríamos calificar como esas que, digámoslo así, no hacen daño.

Importan, pero no tanto…

José María Sánchez del Monte
chemasanchez78@gmail.com
No Comments

Escribe tu comentario